Impacto de la transformación digital en el marketing

Impacto de la transformación digital en el marketing

Impacto de la transformación digital en el marketing 850 567 Eric Onidi

Las tecnologías que han ido emergiendo y evolucionando durante los últimos años han penetrado en nuestras vidas hasta transformar herramientas y técnicas.  Es así tanto en el ámbito personal como en el corporativo. En este último, su impacto en la transformación digital del marketing es quizá la mejor demostración de cómo la generación de demanda se puede beneficiar de estos nuevos horizontes.

Qué es la transformación digital

Todo avance tecnológico consigue mejorar el rendimiento de la disciplina donde se haya aplicado. A su vez, permite la creación de nuevos métodos que lo aprovechan y que evolucionan en paralelo. Para entender esta afirmación, sin ir más lejos, basta con echar la vista atrás hasta el punto en el que los ordenadores reemplazaron a las máquinas de escribir.

Se puede apreciar que un cambio así no se produce de la noche a la mañana. Esta transformación debe entenderse como una sucesión de etapas en la adopción tecnológica, donde se van sustituyendo los procedimientos antiguos (asociados a la tecnología anterior) por otros nuevos, imbuidos por las novedades tecnológicas.

De hecho, es en la transformación digital de la empresa donde más claramente se aprecia el potencial que encierra esta nueva filosofía. No se trata solo de incorporar nuevas tecnologías, sino de modificar la cultura global para no volver a los procesos antiguos, apostar por las nuevas formas de hacer las cosas, y extraer el máximo partido a la inversión realizada en TI.

Optimización de los procedimientos, reducción de los tiempos de trabajo, incremento de la productividad, mejoría de la competitividad… Las ventajas de la transformación digital son bastante palpables aunque, según un estudio de la consultora BTS, el 84 % de los proyectos de transformación digital fracasen.  Principalmente porque el propio personal haya torpedeado, consciente o inconscientemente, el proceso de adopción.

Objetivos de la transformación digital

Cada proceso de transformación digital en la empresa siempre perseguirá los objetivos de:

  • Mejorar la productividad del personal. Los empleados finalizarán sus tareas en menos tiempo, lo que implicará la reducción de los costes estructurales de la compañía.
  • Ganar en eficiencia operativa. Los procesos serán más ágiles y se completarán con menos esfuerzo, lo que redundará en una mayor capacidad de absorción de trabajo y en posibilidades reales de expansión del negocio.
  • Mejorar la calidad del servicio. La empresa será capaz de ofrecer productos y servicios más completos y precisos, lo que le permitirá ser más competitiva con respecto a sus competidores.
  • Incrementar el potencial humano. Se requerirán nuevos perfiles capaces de manejar las nuevas tecnologías. Eso ocasionará que la empresa cuente con empleados más cualificados y con perfiles profesionales más completos.
  • Proteger los datos de la empresa. Una correcta custodia de la información sensible, así como de los datos de los clientes, será necesaria para que la organización cumpla con la normativa de protección de datos. De la misma forma estará blindada contra ciberataques que secuestren dicha información.

Cómo influye la transformación digital en el marketing digital

Llegados a este punto, cabe plantearse en qué aspectos puede la transformación digital mejorar las estrategias de generación de demanda. A medida que empresas y consumidores se valen cada vez más de Internet para buscar y ofrecer productos y servicios, el Inbound Marketing se postula como el mejor conjunto de estrategias para aprovechar el tráfico web y generar nuevas oportunidades de negocio.

  1. Email Marketing. La generalización del uso del correo electrónico supone contar con una potente herramienta para hacer llegar información comercial a los clientes potenciales.
  2. Marketing de contenidos. Contar con un sitio web con contenidos de interés para el público objetivo es una estrategia muy efectiva para generar tráfico en la página. Permite que los clientes conocen aquello que ofrece nuestra compañía, pero igualmente sus valores, recomendaciones, procesos, know-how, etc.
  3. Medición del impacto de las acciones. Gracias a las herramientas de monitorización web, es posible contar el número de aperturas y clics en correos y visitas a la web. De esta forma, se puede conocer la reacción de nuestro público objetivo ante nuestras tácticas de generación de demanda.
  4. Conversión de oportunidades. Toda estrategia de marketing digital va acompañada de una parte en la que la empresa recaba los datos de los clientes potenciales. Por ejemplo, los que muestran su interés activamente haciendo clic en botones CTA (call to action), presentes en mails y sitios web, para solicitar más información o acceder a contenidos adicionales a cambio de facilitar sus datos de contacto.
  5. Monitorización del embudo de marketing. En la actualidad, es muy común utilizar programas CRM (Customer Relationship Management) que permiten mapear el estado del ciclo de vida de cada cliente potencial. Así se centraliza la información para que el equipo de ventas y marketing coordinen sus esfuerzos y faciliten el engagement del cliente.

La transformación digital del marketing permite que todos los negocios, desde los más humildes hasta los más grandes, aprovechen las capacidades de Internet. Para darse a conocer, recoger datos de su público objetivo, y hagan un seguimiento del ciclo de vida de sus leads hasta convertirlos en clientes reales.

Share
Autor

Eric Onidi

CEO de EMD

Abrir chat